3 métodos para dormir a un bebé y que descanse bien.

Cada niño es un ser único y los métodos para dormir a un bebé deben ser las adecuadas. Hay diferentes maneras de hacerlo de acuerdo a los diferentes momentos.

En general es aconsejable comenzar una rutina en el cuarto mes de vida del bebé, pero esta recomendación puede variar en cada caso.

Algunos bebés duermen varias horas seguidas desde una edad temprana mientras que a otros le resulta más difícil.

Hay dos teorías completamente opuestas sobre cómo acostumbrar a los niños a quedarse dormidos solos. Aun así, primero es conveniente conocer algunas reglas comunes que lo ayudan a adquirir este hábito.

Toda la familia debe cumplir con la técnica que se va a utilizar. Si la madre decide que va a dejar que el bebé llore en la cuna durante unos minutos, ningún integrante de la familia debe ir a recoger al bebé.

Establezca horarios de siesta durante el día y respete este horario. Por lo tanto, el bebé no estará tan cansado y podrá relajarse más rápidamente.

Repita una rutina todas las noches antes de acostarse. Puede ser un baño, contar una historia o cantar una canción, dar un suave masaje y poner al bebé en la cuna por ejemplo.

Intenta que el bebé duerma temprano. Si esperas hasta que tenga mucho sueño, puede estar nervioso y le resulte difícil dormir.

Evita las discusiones de ser posible ya que el bebé nota las tensiones.

Los expertos continúan investigando y debatiendo acerca de la mejor manera de dormir a un bebé pero no llegan a un consenso.

Algunos padres tendrán mejores resultados con una técnica mientras que otros serán más felices con otra.

Métodos para dormir a un bebé.

3 métodos para dormir a un bebé de manera efectiva

Dormir sin que el bebé llore

Es la mejor experiencia que se puede vivir con nuestro hijo ya que ningún padre desea que llore.

William Sears es un pediatra que lleva la bandera de esta teoría y basa su consejo en la idea de que se deben crear asociaciones positivas. Si el bebé puede asociar dormir con afecto y tranquilidad puede descansar de manera saludable.

Es necesario llevar al bebé ya casi dormido a la cuna y prestar atención a los ruidos. Si es necesario, levanta y mueve al bebé nuevamente cada vez que se despierte.

Darle el pecho, el biberón o el chupete, hacerle caricias suaves y darle seguridad al bebé son los puntos clave de esta técnica.

También se aconseja a los padres que duerman con el bebé en la habitación si así lo desean. Lo importante es que el niño asocie este momento con sensaciones que lo hagan sentir seguro.

Este método lleva más tiempo y se enseña gradualmente. Lentamente, los despertares van a ser más espaciados y el sueño será un momento agradable.

Método Ferber

En el otro extremo están aquellos que afirman que, para enseñarle al bebé a dormir solo, es necesario dejarlo llorar.

Con este método los bebés incorporan el hábito más rápido pero se necesita paciencia para poder aplicarlo.

El creador de esta técnica Richard Ferber, asegura que el niño debe aprender a calmarse solo.

Para esto, el bebé debe colocarse despierto en la cuna. Si llora quédese unos minutos a su lado y tranquilícelo con unos cuantos mimos o una canción, pero no lo levante. Luego deje al bebé solo nuevamente.

Según este método llorar por unos minutos no le hace daño. Al estar su madre cerca le brindará seguridad. Después de unos momentos de lágrimas el bebé se va a dormir.

Método Gradual o Fading

Esta es una técnica que se encuentra entre las dos anteriores. El objetivo de este método es buscar que el niño se calme solo pero de manera más gradual.

El bebé se coloca despierto en la cuna y los padres están a su lado, meciéndolo hasta que se duerme.

Poco a poco se alejan cada vez más o permanecen menos tiempo con el niño. Por lo tanto, el bebé gradualmente adquiere el hábito de dormir sin compañía.

Además de la variedad de métodos para dormir a un bebé se requiere flexibilidad para cambiar entre un método y otro según sea necesario.

Algunas de estos métodos pueden funcionar con un niño pero quizás no con otro. Solo tienes que experimentar y no desesperarte por dormir. Tarde o temprano, los resultados llegarán.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: ¡El contenido está protegido!