Mi bebé no puede dormir. Es hora de establecer una rutina.

Una de las preocupaciones de muchos padres es  ¿mi bebé no puede dormir y ahora qué hago? A no perder la calma. Debes seguir una serie de consejos para lograrlo.

El cuerpo necesita una buena noche de sueño para su desarrollo y para memorizar las cosas que se aprenden durante el día.

Como habrás notado, el bebé no tiene el momento adecuado para descansar o despertarse.

El bebé no distingue cuando es de día o de noche como los adultos. Para los adultos, el día sirve para hacer todas las actividades y la noche para reducir la intensidad, relajarse y finalmente dormir.

En cuanto al bebé todavía no tiene esta noción por lo que es importante que los padres le enseñen hasta que se pueda adaptar a ello.

Mi bebé no puede dormir

Solo hay dos fases en el ciclo de sueño del bebé: sueño activo y sueño tranquilo.

Sueño Activo

En esta fase, los bebés se despiertan más fácilmente, su sueño está en la fase REM y es en esta etapa que pasan los primeros tres meses.

Sueño tranquilo

En esta fase las ondas cerebrales son lentas y los bebés duermen profundamente, ya que la respiración se vuelve rítmica y casi no hay movimiento, ni del cuerpo ni de los ojos.

Dado que el bebé solo tiene dos ciclos de sueño, el sueño más profundo es el último ciclo.

El niño se despierta muchas veces durante la noche pero pronto volverá a dormir en la gran  mayoría de las veces pues es natural.

Los dos ciclos de sueño son ciclos cortos que duran alrededor de 100 minutos, pero a medida que crecen, el cuerpo se adapta y se desarrolla teniendo otras etapas de sueño como los adultos.

Pero, además de este funcionamiento que es natural en el sueño del bebé existen otros factores que también pueden influir en que no duerma adecuadamente.

Si el bebé nunca se despierta o llora sin razón por lo general, cuando se despierta y llora es porque tiene hambre, tiene un pañal sucio o tiene dolor por ejemplo.

En el caso de tener hambre, esto sucede porque su estómago todavía es muy pequeño y no puede almacenar suficiente comida para descansar toda la noche por lo que se despierta en un corto espacio de tiempo.

Causas principales de la falta de sueño en bebés

La infancia es un largo tiempo de aprendizaje, desarrollo y especialmente adaptación. Por lo tanto, los bebés pueden sufrir o reaccionar de manera diferente a los demás durante estas fases.

La cantidad de horas que duerme y la calidad del sueño también pueden variar por algunas razones.

Ritmos circadianos

El bebé, especialmente cuando es muy pequeño, no distingue si es de día o noche, si es hora de comer o de descansar.

Lentamente, comienza a adaptarse al día y a sus 24 horas, generalmente esta fase de adaptación comienza a partir de los 3 meses y es aquí donde comienza a dormir más por la noche.

Ansiedad o angustia de separación

La ansiedad de la separación es cuando el niño, que tiene alrededor de 6 meses de edad, ya está consciente y reconoce las cosas y a las personas que lo rodean.

Es por eso que el bebé llora cuando la madre o el padre no están cerca o cuando está solo porque los echa de menos.

Coordinación motora y cognitiva

Los bebés tienden a volverse más resistentes al sueño cuando aprenden a sentarse, gatear o caminar y esto sucede por lo general a partir de los 5 meses.

Están más excitados y emocionados porque todo es nuevo para ellos y piensan que es hora de jugar o que simplemente no deben dormir y “luchan” contra el sueño.

Empezando a crecer

En esta fase, el bebé se desarrolla rápidamente y en consecuencia su apetito también aumenta lo que resulta en un mayor consumo de leche. Suele ocurrir en el primer año de vida.

Consejos para que el bebé duerma

Mi bebé no puede dormir. ¿Ahora que hago?

Los bebés no tienen noción del tiempo especialmente cuando son muy pequeños. Sin embargo eso no significa que no haya forma de hacerlos dormir más fácilmente y por más horas. A continuación te presentamos algunos consejos:

Trata de establecer una rutina

Es importante establecer una rutina para que tu bebé comprenda cuándo es hora de ir a la cama y cuándo es hora de mantenerse despierto. Durante el día juega con él, realiza actividades que lo animen a participar.

Otro consejo importante es cuando hagas tareas en la casa inclúyelo en lo que puedas.

Y ya cuando es de noche, es momento de bajar el ritmo de actividad si es posible oscurece el ambiente para que pueda comenzar a percibir cuándo es de día y cuándo es de noche para empezar a crear una rutina del sueño.

Baña al bebé

Antes de acostarlo bañarlo puede ayudarlo a relajarse más fácilmente.

A dormir cuando esté cansado

No intentes obligar a tu bebé a dormir si no tiene sueño, puede estar aún muy excitado y, por lo tanto, le será difícil conciliar el sueño.

Es hora de un buen masaje

Un buen consejo es darle a tu bebé un masaje justo después de haberlo bañado. Le ayudará a estar más relajado.

Generar hábitos al acostarse

Realiza siempre la misma rutina al acostar a su bebé. Como leer historias, oscurecer la habitación, cantar canciones de cuna o mecerlo en tus brazos.

¿Cuánto tarda la adaptación?

La adaptación del bebé en relación con el sueño no se establece en función del día o la noche, porque, como se ha dicho, todavía no reconoce la diferencia entre una y otra.

Esta adaptación del sueño puede llevar meses y debe contar con la paciencia, el afecto y el cuidado de los padres para tener éxito.

 Cada bebé tiene su tiempo. Algunos duermen más por la noche y otros más durante el día sin establecer aún un orden correcto para eso.

Si cumples con estos consejos la frase “mi bebé no puede dormir” no estará más en tu hogar y el niño va a descansar como un angelito.  

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: ¡El contenido está protegido!